Estambul, 28 may (EFE).- Miles de hombres se han congregado hoy en la céntrica plaza Taksim de Estambul, emblemático lugar de la izquierda laica de Turquía, para rezar a las puertas de la nueva mezquita que inauguraba el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien vinculó el acto a la toma de Constantinopla por los otomanos en 1453.

La mezquita de Taksim se empezó a construir en 2017 en lugar de un pequeño templo islámico anterior, pero son antiguos los planes de «islamizar» la famosa plaza, lugar preferido para mítines izquierdistas y marchas sindicales, especialmente la del 1 de Mayo. El propio Erdogan prometió ya en 1994, entonces como candidato islamista a la alcaldía de Estambul, construir una mezquita en Taksim, pero tuvo que dejar el proyecto en el cajón.

Con la inauguración hoy, el mandatario no solo recupera esta vieja promesa, como él mismo subrayó, sino que marca simbólicamente el avance del islam en un espacio urbano marcado hasta ahora por un monumento dedicado a la República y rodeado por un teatro, un hotel y una iglesia ortodoxa. Durante su alocución tras la oración del viernes en el nuevo templo, Erdogan comparó la inauguración a la conversión de la antigua basílica de Santa Sofía en mezquita, un acto que la oposición consideró un ataque contra el legado laico del fundador de Turquía, Mustafa Atatürk.

La inauguración hoy «es un saludo a la gran mezquita de Santa Sofia y un regalo para el 568 aniversario de la conquista de Estambul», dijo el mandatario en un acto multitudinario, transmitido en directo por las televisiones turcas. El aniversario de la toma de Constantinopla por el ejército otomano, el 29 de mayo de 1453, que puso fin al Imperio bizantino, se celebra mañana, sábado, y se suele festejar con juegos de luces y una orquesta otomana. Pero los últimos días de mayo marcan también otro aniversario: el del arranque de las protestas de Gezi que se iniciaron en este mismo lugar en 2013 y llevaron el Gobierno de Erdogan, entonces primer ministro, al borde del colapso. Durante quince días, los manifestantes, mayoritariamente de izquierdas, pero también procedentes del centroderecha laico, mantuvieron ocupados la plaza de Taksim y el parque adyacente.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *